Priorización. Todos luchamos con eso. Con una cantidad cada vez mayor de distracciones y ambiciones, decidir cómo gastar nuestro tiempo se vuelve aún más importante. Para manejar nuestro tiempo sabiamente debemos comenzar por establecer las prioridades correctas, pero ¿qué es una prioridad?, ¿por qué importan las prioridades y cómo se decide cuándo algo es una prioridad o no?

La prioridad se define a menudo como la importancia o importancia relativa de algo. La RAE define prioridad como “anterioridad o precedencia de algo respecto de otra cosa que depende o procede de ello”. En otras palabras, la prioridad no describe nada más que un estado de 2 o más elementos entre sí, donde un elemento se antepone al otro. La pregunta entonces es: ¿cómo se decide qué tiene precedencia en el derecho o en el rango? La importancia podría ser un factor, pero es posible que también desee considerar otros aspectos.

La capacidad de priorizar es una habilidad crucial que nos ayuda a concentrarnos. Pero, ¿cómo decides qué es una prioridad y qué no? ¿Es la importancia el único criterio?

Dwight D. Eisenhower dijo: “Tengo dos tipos de problemas: los urgentes y los importantes. Lo urgente a menudo no es importante, y lo importante casi nunca es urgente”. Basado en esta cita, se ha desarrollado el Método Eisenhower que ayuda a decidir si algo debe ser una prioridad o no respondiendo a 2 preguntas simples:

  1. ¿Es importante?
  2. ¿Es urgente?

Si es importante y urgente, debe ocupar el primer puesto, y si es importante pero no urgente, debe ocupar el segundo puesto. Las cosas que no son importantes ni urgentes deben descartarse por completo.

Prioridades y OKR

Crear OKR es lo mismo que decidir cuáles serán sus prioridades. Tus OKR definen cómo gastas una cantidad significativa de tu recurso más preciado: el tiempo. Por lo tanto, cuando crees objetivos, te recomendamos responder 2 preguntas:

  1. ¿Por qué es importante este objetivo?
  2. ¿Por qué es urgente?

Juntas, estas preguntas justifican si el objetivo es una prioridad o no. Esto no suele poner en duda la importancia de un objetivo, pero tendrás muchas discusiones sobre su urgencia.

Para justificar si un objetivo debería ser realmente una prioridad, debes comprender por qué el objetivo es importante y por qué es urgente. Responder estas preguntas es un ejercicio saludable de pensamiento crítico que recomendamos realizar al decidir en qué debe centrarse tu equipo o empresa a continuación.

Las respuestas a estas preguntas también brindan un contexto valioso, de modo que todos en la organización puedan comprender por qué se está trabajando en ese objetivo en este momento.

Related Post

Escribir comentario

myOKR

Software para alinear objetivos empresariales

Contáctanos