En las organizaciones de todo el mundo, la COVID-19 ha cambiado radicalmente la forma en que los equipos trabajan juntos. Numerosas empresas han tenido que pasar al trabajo remoto en solo unos días. Para muchos equipos, trabajar desde casa representa una situación nueva y desconocida que conlleva varios desafíos. Utilizada correctamente, la metodología OKR ayuda a superar los principales desafíos de trabajar de forma remota.

Principales retos del trabajo a distancia

La adaptación de la comunicación entre los miembros de un equipo puede ser un gran obstáculo cuando se cambia al trabajo remoto. Los empleados que se comunican regularmente en la oficina están acostumbrados a compartir y recibir información relevante en sus escritorios o en las zonas comunes. Esta comunicación informal se pierde ahora que los empleados ya no están reunidos físicamente en un espacio.

Otro obstáculo puede ser la alineación de objetivos. Especialmente los empleados y equipos que no están acostumbrados a trabajar desde casa pueden encontrar dificultades para concentrarse en lo que se debe hacer y cómo pueden contribuir a los objetivos de su empresa. Tal vez no en los primeros días, pero si la situación de la oficina en casa continúa durante semanas o meses, muchos empleados pueden perder fácilmente la noción de lo que es importante, lo que necesitan lograr y cómo contribuir al propósito de la organización, lo que resulta en una reducción de la motivación… y compromiso.

La transparencia también se ve afectada a menudo en un entorno de trabajo remoto. Y por transparencia, no nos referimos a tener un control total sobre lo que los miembros individuales del equipo hacen o dejan de hacer, sino a la transparencia en torno al progreso de los objetivos de un equipo y la organización en su conjunto.

Cómo la metodología OKR puede ayudar a los equipos remotos

Implementada correctamente, la  metodología OKR ayuda a lograr una mejor comunicación, más transparencia y alineación entre los equipos. Proporciona un lenguaje común para compartir en qué están trabajando todos y cómo están progresando, sin importar desde dónde estén trabajando.

El aspecto de transparencia dentro de la metodología no termina con definir los OKR y compartirlos con tus compañeros de trabajo. Compartir los pasos hacia un objetivo o un resultado clave es igualmente importante, independientemente de la situación laboral: la razón número uno por la que los equipos no logran sus objetivos es haberlos establecido al comienzo del trimestre y luego olvidarse de ellos. Los equipos que utilizan OKR con éxito, discuten su progreso en sesiones individuales semanales o quincenales entre los gerentes y sus subordinados directos. Cuando se actualizan los OKR con regularidad, cada logro es importante y se vuelve clave mostrar cómo están progresando los empleados, manteniendo a todos en el equipo al tanto. Cuando las personas se sientan informadas, descubrirás que esto aporta una energía constructiva y positiva en la organización. Es motivador ver lo que están haciendo otros miembros del equipo. Después de todo, todos estáis en el mismo barco, sin importar desde dónde trabajáis.

Trabajar con la metodología OKR también promueve la alineación en toda la organización, un aspecto que puede perderse fácilmente en equipos que no están acostumbrados a trabajar de forma remota. Una buena implementación de OKR conecta los objetivos trimestrales en los que los empleados trabajan todos los días con los objetivos a largo plazo de la empresa. De esta manera, OKR también permite un entorno de trabajo enfocado y orientado a un propósito en el que cada empleado participa activamente en el camino de la empresa hacia el logro de su misión y visión. Este es un aspecto crucial cuando se trata de la motivación de los empleados, no solo cuando se trabaja de forma remota.

Conclusión

Esta pandemia pasará eventualmente, con suerte más pronto que tarde. Pero debe quedar claro para todos que los inmensos cambios en la forma en que hemos estado colaborando durante estos últimos meses no se revertirán simplemente una vez que la pandemia haya terminado. Y eso es bueno. A pesar de que el concepto de trabajo remoto puede ser nuevo y, por lo tanto, desafiante para muchos, ofrece numerosas ventajas en primer lugar. Durante años, el deseo de una mayor flexibilidad en el lugar de trabajo ha estado presente entre los empleados porque les permite organizar su vida de una manera más autónoma. Sin mencionar las ventajas que la flexibilidad en el lugar de trabajo brinda a las organizaciones, desde una mejor retención de empleados hasta una mayor rentabilidad. El requisito previo para el éxito de los modelos de trabajo remoto es un «lenguaje común» con el que los empleados, los equipos y la dirección se puedan comunicar independientemente de dónde se encuentren.

Related Post

Escribir comentario

myOKR

Software para alinear objetivos empresariales

Contáctanos