Los OKR pueden parecer una metodología de gestión muy compleja, pero la verdad es que es simple y fácil de aplicar. No solo ayuda a las organizaciones a establecer objetivos claros, sino que también ayudan a medir esos objetivos.

Los OKR son una excelente manera de encaminar un equipo y alinear el trabajo que realiza con los objetivos generales de la organización. A continuación, te mostramos cómo introducir los OKR a un equipo en 4 sencillos pasos.

Introduce el concepto

Si deseas que tu equipo utilice los OKR en su máximo potencial, es importante que sepan cómo funciona. 

Consejos para introducir los OKR:

  • ¿Qué son los OKR? – Cubre los conceptos básicos de qué son los OKR y cómo funcionan.
  • ¿Por qué utilizar OKR? Haz una revisión de cómo la organización establece objetivos actualmente y cualquier límite o problema que pueda presentar dicho enfoque.
  • ¿Cómo funcionan los OKR? – Explica el cronograma, lo que se espera de cada persona y cómo las personas serán responsables.
  • ¿Cómo establecer OKR? – No solo es necesario saber los orígenes de esta metodología, sino que también hay que familiarizarse con la manera correcta de escribir OKR.

Establecer los objetivos de la empresa y de departamento

Todos los objetivos deben estar alineados con los objetivos de la organización. Ese es el verdadero propósito de la metodología OKR. Sin embargo, si tu organización no tiene sus objetivos claramente detallados en alguna parte, ¿cómo puedes esperar que tu equipo tenga metas alineadas? 

Los objetivos de una organización suelen ser similares a la visión y misión de una organización. Pero antes de pedirle a tu equipo que comience a crear sus OKR, se deben establecer los objetivos de la organización. Una vez establecidos los objetivos empresariales, es hora de trabajar en los objetivos generales del departamento. Estos suelen estar establecidos por el gerente, ya que es el que tiene la visión general de las necesidades del departamento.

Deja que tu equipo cree sus OKR

Una vez creados los objetivos generales del departamento, deja que cada equipo cree sus propios OKR. Cuando tu equipo esté usando los OKR por primera vez, debes ayudarles a redactarlos. Sin embargo, esto no quiere decir que lo hagas por ellos ya que de esta manera nunca aprenderán. 

Tómate tu tiempo teniendo reuniones de equipo frecuentemente, guiándoles en la creación de los OKR y realizando críticas constructivas. Puede ser un proceso tedioso, pero recuerda que es preferible asentar unas buenas bases que tener unos OKR mal escritos y que no sirvan para nada a largo plazo.

Programar reuniones individuales, semanales/quincenales

Independientemente de cómo los integrantes de tu equipo elijan verificar sus OKR, es importante programar reuniones breves semanales o quincenales con ellos. No se trata solo de realizar un seguimiento de su progreso con la metodología OKR. También es para ver cómo puedes ayudarles a lograr sus objetivos.

Tal vez se estén quedando atrás porque tienen otros proyectos urgentes que afrontar, o puede que ya hayan completado sus objetivos y necesitan más desafíos. De cualquier manera, no hay forma de que sepas todo esto solo mirando un objetivo. Es necesario que te reúnas con tu equipo frecuentemente, sobre todo cuando se empiece a introducir la metodología en la empresa o institución. 

Related Post

Escribir comentario

myOKR

Software para alinear objetivos empresariales

Contáctanos