La metodología OKR ayuda a construir una cultura interna sólida, donde los empleados están comprometidos y la toma de decisiones es transparente, para que las empresas puedan distinguirse de la competencia y atraer a los mejores talentos. Sin embargo, implementar esta metodología puede ser muy complicado, e incluso llegar a fracasar, si no se siguen los pasos adecuados. Hemos identificado 6 requisitos clave para llevar a cabo una aplicación exitosa de la metodología OKR.

  1. Buscar el respaldo de la alta dirección

Cuando se inicia la implementación de OKR en un equipo o departamento específico, a menudo todo lo que se necesita es el respaldo del jefe de departamento o equipo. Sin embargo, para implementar la metodología OKR en toda la organización, es imprescindible contar con el respaldo de la alta dirección, incluido el CEO. Esta metodología conlleva  un gran cambio para una organización, especialmente para una empresa tradicional y jerárquica. OKR requiere que todos en una organización piensen de manera diferente sobre cómo trabajan ellos y otros. Sin el compromiso de la alta dirección, el cambio necesario en la forma en que toda la organización piensa faltará y es probable que la metodología OKR falle.

  1. Obtener la aceptación del resto de la organización

Al iniciar el proceso de implementación de OKR, algunas personas adoptarán la metodología desde el principio, mientras que otras presentarán resistencia. Resumir claramente las razones de la organización para implementar OKR es crucial. Haz entender a todos que los OKR pueden ser una gran mejora para cada empleado.

  1. Definir el enfoque

A la hora de implementar OKR en una organización, se debe decidir de qué manera hacerlo para que sea más cómodo para todos los afectados. Mientras algunas organizaciones deciden hacer un despliegue completo desde el principio, otras optan por una implementación gradual. Es importante saber que no hay una manera correcta o incorrecta de implementar la metodología OKR. Se debe decidir qué enfoque se ajusta mejor a cada organización.

  1. Tener un calendario claro y nombrar a un “Embajador”

Como con cualquier cambio organizacional, es importante dejar que alguien lidere el proyecto. Se debe designar un embajador responsable de implementar OKR y como primera línea de contacto si surgen preguntas dentro de la organización.

También es importante tener una línea de tiempo clara, no solo para la implementación de OKR sino también para el proceso de OKR. Esto garantiza que todos sepan qué esperar y cuándo. Tener un calendario ayudará a obtener la aceptación de la organización.

  1. Dar tiempo para entrenar

Establecer excelentes OKR es probablemente uno de los mayores desafíos; especialmente si nadie en la organización ha definido OKR, u objetivos, anteriormente. Al principio, todos deberían tener algo de tiempo para entrenar esta habilidad. Para aumentar la curva de aprendizaje, es aconsejable que los equipos y departamentos se sienten juntos para revisar sus OKR y recibir sugerencias.

  1. Mantener la sencillez

La razón por la que OKR se hizo tan popular y organizaciones como Google y LinkedIn lo han aceptado es porque es simple. OKR se puede explicar a todos en solo unos minutos. Eso también significa que todos en una organización pueden trabajar con ella. Al implementar OKR, no lo compliques.

Related Post

Escribir comentario

myOKR

Software para alinear objetivos empresariales

Contáctanos